Una oficina donde comer: los restaurantes se reinventar como espacios de coworking

¿Dónde encuentro un buen lugar para trabajar tranquilo, con buena conectividad, en un espacio agradable? ¿Y donde además me pueda pedir un rico capuchino o un almuerzo para aderezar mejor la jornada laboral? Algo así como un restaurante con coworking.

Existe una app que reúne esa información, y que además ofrece señal de wifi propia y hasta descuentos en los locales que nuclea. Se llama Benomad y, como su nombre lo indica, es ideal para épocas y personas que giran y giran en búsqueda de un bar, cafetería o restorán que sea su oficina por unas horas.

Benomad nace en 2019, y ya entonces veíamos que el coworking se venía consolidando. Nos dijimos: ‘Busquemos espacios ociosos en hoteles, restoranes y librerías, que tengan buena infraestructura y que sean buenos para trabajar´. Y los unificamos en una plataforma propia”. El que habla es Pablo Di Filippo, CEO de la empresa y fundador, junto a Pablo Alemán y Alan Packer.

“Buscábamos además darle al usuario una conexión muy buena y económica, más un descuento en los locales. En el medio la pandemia aceleró el proceso y amplió el target que puede usar la plataforma”, agrega.

Restaurantes con coworking

¿Cómo se utiliza la app? Primero se descarga, eligiendo la suscripción más adecuada, y se obtiene una credencial. Luego ya se puede encontrar el lugar más indicado para trabajar o tener una reunión, acompañado por un buen café y en un ambiente agradable con wifi de alta calidad.

“Empezamos buscando hoteles y restoranes y la recepción era muy buena, aunque en ese momento no lo veían como algo prioritario. La pandemia golpeó más el sector y empezaron a entender cómo aprovechar mejor estos tiempos en donde había menos gente en los locales”, explica el CEO. ¿Cómo fue la búsqueda de los espacios para sumar a la app? “Fue un scouting artesanal, usando Google Maps. Ahora ya tenemos 35 espacios asociados y estamos por cerrar con otros 20”, añade.

¿Dónde se puede trabajar gracias a las membrecías de Benomad? Entre otros lugares, puede optarse por los bares de los hoteles Patios de San Telmo, en ese histórico barrio porteño; Tribecca Apart Hotel, cerca del Obelisco, o el Selina, de Palermo. Pero también está la opción del Tea Connection de Villa Urquiza o el Sheraton de Retiro.

Qué pasa si uno no quiere ingresar a la Capital? Bueno, hay opciones en el Gran Buenos Aires, como el local de Tea Connection de Lomas de Zamora o los Bike and Coffee ubicados en las estaciones Borges y Barrancas, del Tren de la Costa. La Plata, en tanto, también ofrece alternativas, entre las que están Massé Boulangerie o el Hotel Days Inn. Y si se prefiere ir a las afueras de esa ciudad están Trattoria Gonnet y el Gran Galpón, en City Bell. Si se hacen unos cientos de kilómetros más por las rutas 2 y 11, se encuentran en Pinamar los locales Tante, Temple Bar y La Gamba.

Proyectos

“Queremos expandirnos a Mendoza, Rosario y Córdoba”, anticipa Di Filippo, que revela que la app tiene 1000 miembros registrados, entre usuarios independientes y empresas. Freedom Pass, Corporate Pass y Daily Pass son las distintas membrecías, aunque también puede probarse gratis el servicio por un mes.
Del trío fundador, Di Filippo y Alemán se conocieron hace varios años en Telecom y confluyeron luego en WOP, agencia de marketing digital con presencia en la Argentina y en España. Entre los clientes de WOP estaba y está aún Hausler, empresa dedicada al servicio de alquiler de cajas de seguridad privadas y salas de negocios seguras, una de las exitosas startups fundadas por Packer, quien a su vez es creador de otro emprendimiento de impacto, Pronto Wash, especializada en lavado ecológico y con franquicias en 30 países. Benomad reunió a los tres con este proyecto novedoso, a tono con los tiempos que corren.

“Es una app, pero queremos marcar un hito en el cambio de las relaciones de trabajo”, se entusiasma De Filippo, licenciado en Administración de Empresas, con un pasado en el Banco Santander. Y ejemplifica consigo mismo el uso de Benomad: “Yo quiero tener una reunión en un hotel, tengo muchas opciones en Palermo. Pero además después tengo reunión de equipo, entonces eso lo puedo hacer en Hell’s Pizza, algo más descontracturado. O capaz tengo que ir al centro y voy a Patios de San Telmo”.

Para él, aunque vivamos un auge de homeoffice, la importancia de los encuentros personales es clave. “La relación cara a cara ayuda siempre a afianzar un negocio. Lo virtual y lo presencial se complementan y se potencian”, asegura. En ese camino, Benomad es una gran hoja de ruta para trabajar sin interrupciones en un bar o para tener un encuentro laboral lejos de la grisura de una oficina, pero también distante de la frialdad de un Zoom. Y siempre cerca de la tibieza de un café.

Vinomanos